.

29 de octubre de 2013

SIN ACLARAR NADA



Ya en el coctel supimos que como en las bodas las mesas estaban organizabas, en esta cena seria por secciones, asi que yo ya contaba con que posiblemente en mi mesa también podría estar mi ex todo, lo que me creaba aún más tensión teniendo en cuenta la tirantez que percibía de Esther.

 Me escocia mucho esta situación, ya que en vez de estar disfrutando de cada momento que se me presentaba, la angustia cada vez más se me apoderaba, tanto que hasta estuve arrepintiéndome de haber ido acompañada.

Llego el momento de entrar al comedor, me sentía tan nerviosa, y era tanta la incertidumbre por no saber quién nos acompañarían en la mesa, que por el camino me bloquee. Parecía como si estuviera dentro de mí misma, no escuchaba ningún murmullo de mi alrededor, solo oía el pun pun acelerado de mi corazón. Por suerte cuando llegamos al número de mesa que nos había tocado, mi ex todo ya estaba sentada, justo en la mesa de al lado, frente por frente a nosotras, respire hondo y me llene de alivio. En el fondo me estaba preocupando de algo que no era real, entre nosotras ya no había nada, y quien estaba sentada a mi lado era Esther, aunque era lo que yo pensaba, no era lo que ella sentía.

La cena transcurrió aparentemente normal, yo de ella percibía intranquilidad, ella de mi preocupación, mi extodo acompañada de su marido que no nos quitaba ojo, entre la tensión de tener que estar controlando cada uno de mis movimientos para no hacerla daño, y los nervios retenidos y acumulados dentro de mi, empecé a sentirme mal, la comida en mi estómago estaba a punto de explosionar.

Tuve que ir a echar todo lo que había comido, al salir del inodoro, me encontré con la sorpresa de que mi extodo estaba retocándose el maquillaje, preocupada me pregunto si estaba bien, quise quitarle importancia, me lave las manos, ella me dejo un pañuelo de tela con sus iniciales bordadas para que me secara las manos, la dije que le devolvería el pañuelo cuando lo lavara, y me fui pitando de allí sin querer tardar para que Esther no sospechara nada de lo que no hubiera pasado.

Pero cuando llegue a la mesa, Esther no estaba, pensé que había salido a fumarse un cigarro pero cuando vi que tardaba me di cuenta que se había ido… mire el móvil y tenía un wasap de ella: “pásalo bien, nos vemos en casa”.

Nadie pregunto nada, no hubiera sabido que contestar, es una cosa que tengo que agradecerles a todos mis compañeros,  la discreción que siempre me regalan, para mí es un valor que no mucha gente tiene.

Después de llevarme un rato comiéndome el coco, como ida, ausente, sintiéndome mal y culpable pero sin saber el motivo, me llene de rabia y cambie el chip y empecé a disfrutar de todo.

Después de los brindis con champan, y los chupitos, fuimos a tomarnos unas copas, íbamos todos los de mi sección, incluida ella, mi ex todo…

Y  me reí a carcajadas, y bromee con ella, y baile con ella, y disfrute de ella, y entre copa y copa fue saliendo el sol, era hora de irse ya, no podia beber ni una copa más, porque si hasta ahora había controlado cada movimiento, un cubata más me haría desvariar, y seguramente arrepentirme del dolor de cabeza del día siguiente.

Así que sin despedirme de nadie, decidí irme, no me apetecía coger un taxi, estaba amaneciendo y la brisa era  agradable me hacía sentir bien.

Cuando llegue a casa, Esther no estaba. Me tire en la cama aun vestida, decidí dejar las explicaciones para cuando me despertara…


5 comentarios:

Butterflied dijo...

¡Al fin me pongo al día con tu blog!

Veo que la cosa con Esther sigue en modo montaña rusa... Espero con ganas la próxima entrega, como siempre, y que poco a poco tu extodo vaya desapareciendo de tus escritos.

Un abrazo.

miotrawoman dijo...

Vamos chica, a ver como es el desenlace aunque pinta mal, pero es un fastidio ir a una fiesta y no poderla disfrutar como se merece.. aunuqe al final lo hicieras!!....

Mucho animo y si no tiene que ser con ella, será con otra!! Besoss

peke dijo...

Que de cosas me habia perdido corasón!!espero que esta montaña rusa se calme un poco porque debes estar de los nervios mujé!

Animo guapa pase lo que pase con Esther tu eres la que mandas!!

Lía! dijo...

Las relaciones humanas en lo general muchas veces son un caos, no debe de extrañarte que existan dificultades en el amor... lo dulce y agraz, es lo que muchas veces fundamenta la madurez de una relacion. Ello tanto para mejorarla; como para acabar con ella si de algun modo daña a cada cual.
No te rindas a no ser que en este encuentro te sientas sola, no la dejes marchar si del lado de su vereda notas aun las ganas de remar, no insistas si la verdad de todo cuanto han vivenciado no carga la balanza hacia un buen porvenir.

Animate! Se conciente y consevuente queridisima amiga y si haz de necesitar un hombro e aqui bien sabes cuentas con el mìo!

TQM! bss

bull dijo...

ya carajo, hagamos un libro que esta Esther y tu me tienen pendida de un hilo jajaja es genial aunque creo que tu entre que la pasas bien entre que no, vaya mujer!! relajate y disfruta!!