.

30 de enero de 2011

EL PASADO ME BUSCA, Y VUELVE A ENCONTRARME

Quedamos q nos veríamos en una cafetería en el centro comercial q está al lado de la empresa.
Nada mas llegar al parking, la primera movida. Y es q yo me pregunto: quien no se ha saltado alguna vez las prohibidas de las calles del parking de un centro comercial? Qien no ha ido en contra de las flechas pintadas en el suelo?... quien este libre de pecado q tire la primera piedra!!!!
Estaba todo lleno, coches q vienen y van, y atasco tras atasco, cuando veo un coche meterse por la calle de enfrente q era “prohibida”, y a seguirle fui, y claro detrás mia fueron los demás, con la mala suerte q al meterme, un coche de frente me encuentro, piso el freno me echo a un lado para darle preferencia de paso, y cuando la tengo a mi altura, la señora baja la ventanilla y me monta un cirio tremendo, toda colorada, con las venas del cuello hinchadas, yo la observo, la miro a los ojos, y cuando ya termina de gritarme, calmadamente la digo:

-¡paz ya amor señora q es navidad!

Y seguí, dejándole al de atrás la bronca q poniéndose a la altura de la señora iniciaron.
Llego a la cafetería, ella ya estaba allí, sentada en una mesa, con su Coca-Cola light y el periódico en la mano. Me pongo muy nerviosa, el corazón se me acelera. ¡ q guapa estaba!, me calmo no podía demostrar ese nerviosismo q tanto me cuesta dominar cuando la tengo cerca.
Y ahí estábamos de nuevo las dos, una enfrente la otra, tímidas en nuestras palabras, ardiente en las miradas. Con la escopeta cargada a cada cosa q me decía, sin dejar bajar la guardia, nos tomamos el primer café, como vi q venia en son de paz y sentí sus ganas de verme, descargue la escopeta, me relaje, empecé a ser yo misma y a disfrutar de su compañía. Entonces llegaron las risas, las bromas y la sensación de estar a gusto y justo en el sitio donde qeria estar.

Era ya la hora de la comida e insistió en invitarme a comer ya q me tenia una propuesta para mi. Reconozco q tuve miedo e intriga al mismo tiempo asi q acepte la invitación, antes la acompañe a su despacho ya q se trataba de trabajo ese asunto q tenia entre manos, por un momento dudé, el orgullo me salió a flor de pie y un NO tuvo de respuesta, pero con esa habilidad tan suya de convicción accedí a acompañarla y escuchar lo q tenia q ofrecerme, ya q después la decisión seria solo mia.

Volver de nuevo allí me hizo sentir extraña y recordad cosas q me removieron por dentro.
Ya en su despacho me saco un monton de papeles sin organizar, sin cerrar y cuestiones sin resolver:

-¡¡ 30 euros la hora si me organizas y me resuelves todo esto!!!

Era tentativo, pero la dije q no, insistió, pero no me movi de mi sitio, pero a cambio la dije q la explicaría como hacerlo, la ayudaría con el programa y le diría mis trucos, y asi qedamos.
Nos fuimos a comer, me gustaba esa sensación de nuevo amigas, y al mismo tiempo me sentía orgullosa de mi, de como soy, de tener la capacidad de no guardar rencor a alguien q me había puesto mi vida del revés y qe me había hecho tanto daño… pero de q me sirve guardar odio o venganza si a la única q me repercutiría seria a mi misma.

Hablamos mucho, pero siempre evitando hablar de nosotras, de lo q paso o de lo q sentíamos.
Pasamos la tarde juntas, ya caía el sol, empezaba anochecer asi q volvimos a la empresa, dos horas nos llevamos allí, la expliqué como iba todo, fue cuando mas cerca la tuve, su mejilla casi rozando la mia, su olor, su tacto, sentir su respiración en mi nuca, pero sin perder las formas ninguna de las dos, termine de explicarla y nos fuimos de allí.
Quiso invitarme a cenar, seria el pago por el favor q le había hecho, aunq la dije q no tenia pq darme nada, volvió a convencerme, y sinceramente chicas no me apetecía nada tener q separarme de ella, asi q nos fuimos a cenar.

Una cena tranqila, acompañada de un buen vino, conversación muy amena envuelta en risas, complicidad como siempre, atracción en todos los poros, y pena pues las horas se pasaban y teníamos q volver a despedirnos.
Me acompaño a mi casa, y sin salirnos del coche nos despedimos, me dio las gracias por todo, y me insinuó en q la invitara a subir a tomar una copa, no qise, asi q me acerqe para darla un beso en la mejilla y justo en ese momento volvió la cara para rozar sus labios con los mios, me asuste y me retire, ella volvió a acercarse y me beso, me estremecí, sentir de nuevo su lengua haciendo de las suyas, y su calor, sus manos, me excito tanto q no qeria pensar, no qeria moverme de allí, me volvió a la realidad cuando la escuche decirme déjame subir, déjame pasar la noche contigo, o ven conmigo…

Desperté, q estaba haciendo? Otra vez volvia a caer, asi q me Sali del coche, y me fui, pero su coche no avanzaba, se qedaba ahí parado, esperándome, llegue a mi portal y al meter la llave me paré, y volvi corriendo a meterme en el coche…

Pd. Muy largo este post, esperemos al siguiente para terminarlo


8 comentarios:

neus.. dijo...

Uuuuufff... no se que decirte la verdad, porque me imagino como acabaría la cosa... Creo que no deberías haber vuelto a ese coche pero supongo que el fuego aun está muy vivo y es difícil apartarse ante tal tentación. Yo solo te recomiendo que recuerdes todo lo que te ha hecho sufrir esta mujer, y tomes una buena decisión.

Ánimo y mucha suerte.

Ojos. dijo...

Estoy deacuerdo con la chica de arriba, caes porque estás todavía medio convaleciente de la otra vez y te es muy díficil decir que no así de fácil... Sigue pensando en lo mejor para ti.

peke dijo...

Que fácil es caer en la tentación cuando esta te provoca tanto...k te kiten lo bailao!eso si,espero que ahora la que domines la situacíon seas tu,un abrazo!

Jeb dijo...

Bueno...no puedo comentar mucho porque no has temrinado,peeeero si que me has dejado el suspenso. Besos!!!

miotrawoman dijo...

Vaaayyyaaaaaaa, lioooo!!!!!

muchaaa suerteeee, en tu futuro proximoooooo!!!!!

besitosssss

tinta negra dijo...

nose que podria decirte,,solo busca tu bienestar!°

Saludos!°

Piojo dijo...

Hooooooooola?

Aún a riesgo de tener que cambiar de opinión en el próximo post, te diré:
¿Cuánto va a tardar en volver a llamar? ¿Qué tamaño deberá tener la montaña de papeles?

Estoy de acuerdo en no guardar rencor, pero creo que tropezar 300 veces con la misma piedra no es lo mío.
A ver como acaba esto, pero miedo me da!

pensamientos del corazon dijo...

NEUS
Difícil controlarse en estas circunstancias en la q aun esta ardiente el corazón y el alma, espero q te haya gustado la decisión y por supuesto q que tengo muy vivo todo el dolor

OJOS
Muy difícil ojos, demasiado para controlarlo, pero dentro de lo difícil hay q tomar decisiones pensando en mi bienestar aunq duela y sea lo contrario a lo q mi corazón me pide.

PEKE
Sinceramente espero q esa situación no se vuelva a repetir, ya es difícil una vez como para q sean dos

JEB
Espero tu comentario ahora q ya si lo he teminado

MIOTRAWOMAN
Ya te desliaste??? Q me digas tu q tienes lio q sigues la historia desde los comienzos tiene guasa jajaja

TINTA NEGRA
Pues para no saber q decirme, me dices mucho con estas tres palabritas

PIOJO
Bueno tan mal no acabo no?? Seguro q abra más llamadas, espero q no, como tb espero mantener mi decisión, no me gustan tanto los tropezones