.

12 de junio de 2010

ahora me toca a mi

Al teatro, me llevó al teatro, vimos una obra romántica y al mismo tiempo cómica, y me reí muchísimo, mientras estaba allí dentro, pensaba, mira por donde vamos a tener mas cosas en común de las q yo creía.
Luego me llevo a cenar a un restaurante italiano, muyyyy pijo, pero la comida estaba buenísima, no paramos de reírnos, de bromear, de tener gestos cómplices, miradas ardientes, disfrutamos el momento como si fuera el único q fuéramos a tener, y hablamos muchísimo, pero lo q mas me llama la atención es q nunca hablamos de nosotras, de nuestra vida personal, no conozco nada de ella, ni ella de mi.
Después de cenar la llevé yo a bailar, jajaja el ritmo lo tiene un poco alterado, pero me gusto q se fiara de mi y se dejara llevar, estuvimos tomando copas en un sitio mas tranquilo q ella conocía, la verdad q un garito muy bonito, fue ahí donde me dijo q tenia q decirme algo, y me dio miedo, la pregunte q si ese algo haría q lo q estábamos viviendo cambiara y me dijo q quizás si, así q la dije q no quería saberlo, y seguimos con las bromas y las risas.
Eran las 6 de la mañana y yo estaba cansadísima así q me llevo a casa, al despedirme metió la mano dentro del bolso y me saco el vale del beso y me lo entrego,
La pedí q cerrara los ojos y me acerque a su boca, deje mi boca a un milímetro de la suya y de repente la bese en la frente.
-Valla mierda de vale me dijo
-Es una vale por un beso, no especifica donde?
-Me invitas a subir?
-Hasta mañana, q descanses, me lo hiciste pasar genial, la próxima cena mando yo, pija.
Y me Salí del coche dejando el deseo de haberla besado, de haberla invitado a subir a mi piso…, pero es q era mi turno de jugar.

2 comentarios:

Fiha dijo...

jajaja... pues sí que jugaste.

Cris dijo...

Esta historia cada vez esta más interesante, me gusta.
Cris