.

21 de abril de 2010

VIENDO REALIDADES

Tienes la mirada triste Maribel, y esas ojeras q traes hoy no me dejan ver la belleza de tus pupilas, cuando quieras nos tomamos unas cañitas y me cuentas…

Puff, pues con esta frase me tropecé esta mañana al entrar por la oficina, si no estuviera tan susceptible hubiera pensado q laura me estaba piropeando, q al final podrías tener razón cuando me advertías de q ahí había peligro, ya ves lo ciega q estaba por ti q no veía nada mas a mi alrededor q no fueras tu.
Pero el problema empieza cuando ya ven q algo pasa, cuando me ven triste, compungida, desganada, cuando empiezan a darse cuenta q la Maribel q ven hoy no es la de siempre…
Y es q no me apetece tener q contar nada, no me gusta hablar de mi en mi puesto de trabajo, soy de las q piensa q a nadie le tiene q importar mis problemas q bastante tienen con los suyos, q lo único q hacen es cotillear y enterarse para después hablar a las espaldas.
Pero aquí en mi diario y conmigo misma tengo q decir la verdad, pq si soy sincera con lo q siente mi interior tengo q admitir q el motivo por el cual, ni mis amigos, ni mis compañeros de trabajo y ni siquiera mi familia sabe q te has ido, pq seria afrontar la realidad y no me siento preparada, ni para eso ni para escuchar opiniones absurdas de los demás.

1 comentarios:

cris dijo...

Bien hecho Maribel...mucha gente se alegra del mal de los demás.

Si tu diario solo no te llena...busca una amiga de las de verdad y cuentaselo a ella.

Cris