.

3 de agosto de 2010

TE HICE MIA... ¿Y AHORA Q?


Decido irme del bar, no aguanto esa presion, la desconocida insiste en llevarme, nos intercambiamos los tlf y prometo algun dia llamarla.
Las 3 de la mañana y el movil suena, es mi jefa, no lo cojo, 3.10 vuelve a llamar, 3.15 ella otra vez… asi hasta q me agota la bateria y por fin vuelvo a coger el sueño.
5.45 el tiembre de la puerta, uff no puedo creerme q al otro lado esta ella, la abro, asustada pensando q la pasaba algo.
Venia a comprobar q estaba sola, tiene cojones, ella q duerme siempre acompañada, la invito a entrar y la sirvo un té… de repente..

Te acercas, tus manos acarician mi cara, tus dedos tocan mi boca, huelo el deseo q desprende tu aroma, mis labios buscan los tuyos, mi lengua toca la tuya y no puedo pararla, ellas tb se desean.
Muerdo tu cuello, suavemente quiero llevarme una parte de ti, las pulsaciones se aceleran y pretendo parar, no me dejas, te acercas de nuevo, y me vuelves a besar…
Despacio como si de algo frágil se tratara quitas mi camiseta y dejas mis senos desnudos, q se ponen firmes con las caricias q les provocas.
Me das libertad y dejo mi deseo salir, recorro tu cuerpo con mis manos, tu respiración se acelera, nuestros cuerpos piden más.
Te llevo a mi habitación con mis ojos te hablo, tus caricias son las q responden.
Mi cuerpo, roza el tuyo tb desnudo, ya no pensamos, ya solo sentimos…
Saboreo tu cuerpo como si de un manjar se tratara, buscando un único objetivo, llegar a la meta, haciéndote sentir placer.
Tiemblo contigo, cuando acaricias mi piel, me siento embriagada de pasión, a la vez q nuestros cuerpos se enlazan como si no quisieran separarse nunca más.
Recorro tu espalda con mi lengua y comienzo a bajar, tu respiración se acelera, desde ahí puedo oír el latir fuerte de tu corazón, me dejo resbalar por debajo de tu ombligo, llegando a esa parte de ti q tanto he deseado, me abres las piernas como si de las puertas del cielo se tratara, mis caricias me permiten estar por fin dentro de ti, suspiras, gimes, hago bailar tu cuerpo como las olas del mar, me sientes, te siento, te llevo al éxtasis, por fin ya eres mía.
Muerdo la almohada, ya no puedo más, me ahoga el deseo, nuestros cuerpos llevan el mismo movimiento, a la misma vez q no paran de temblar, los jugos se mezclan, ya solo somos una, jadeo, ya no puedo seguir besándote, espasmos en mi cuerpo por el placer q me causas.
Agotadas caemos relajadas, estas en mis brazos, qiero parar el tiempo, pero no puedo, ya ha amanecido y tienes q marcharte, y ahí estoy, en esa cama vacia, con tu olor, con tu calor me qedo

6 comentarios:

Piojo dijo...

Y no es algo injusto quedarte sola con eso?
Vamos a ver como reacciona después de hacer eso que tanto había evitado.

No te dejes infravalorar ;)

Butterflied dijo...

Dios, al fin ha pasado, tía... Supongo que ahora estarás disfrutando del triunfo, del momento, de los recuerdos del momento... Y espero que ahora las cosas vayan poco a poco a mejor y como dice Piojo, no te dejes infravalorar ni consientas ser el segundo plato de nadie.

Un abrazo.

iTxaro dijo...

UFFFFFFFFF UFF UFF UFFFFFFFFFFFFFFFFF

Fiha dijo...

aiaiaiai!! Ni contigo ni sin ti total... Ha debido ser precioso. Espero que no te haga daño. Besos.

Butterflied dijo...

xDDD Me has hecho reír con tu comentario, al final me cambiaré el nombre para que me llamen por el mío... xD

LoOla dijo...

Esto es un toma y dame en toda regla, ¿me equivoco?

Besos brujos.