.

22 de julio de 2010

COMO EL PEZ QUE SE MUERDE LA COLA


Entre mis viajes, tus reuniones, y tu obligación de mujer casada, llevamos mas de dos semanas sin poder estar ni 5 minutos a solas.
-¿limitarme al tlf? Se que tiene que ser asi.
-¿enfadarme si no te encuentro, enfadarte si no te atiendo? Circunstancias que se presentan
-¿Qué tu y yo no tenemos nada? Lo se, no hace falta que me lo digas mas, el anillo de tu dedo (que ahora no te quitas), me lo recuerda cada vez que te miro.
-¿Qué solo han sido dos besos, y cuatro caricias, que yo he provocado? Si, cierto es, pero que tu has seguido y no has cortado.

Si no te exijo, no lo hagas tu conmigo. No reclames, si no devuelves nada.

Me desespero, te desesperas, te alejas, no te encuentro, me buscas y siempre te espero.Y asi seguimos dia a dia, como el pez q se muerde la cola, volvemos a empezar

2 comentarios:

iTxaro dijo...

ufff complicado, pero qué no lo es?

MI HISTORIA... dijo...

Gracias por visitar mi blog, yo también me quedare por aquí.
Muxuxxxxx